Print this page

Granizado de café con leche condensada

Aprende a preparar en solo un minuto nuestra receta más refrescante: tu café favorito convertido en granizado y cubierto de una irresistible y cremosa capa de leche condensada.

Una combinación de sabores y texturas a diferentes temperaturas que te enamorará.

INGREDIENTES:

  • 150 g leche condensada
  • 4 sobres café soluble descafeinado
  • canela en polvo
  • 1 ramita menta

PASO A PASO

Paso 1: Disuelve el café en 250 ml de agua caliente. Vierte la leche condensada en el café y remueve enérgicamente con las varillas manuales hasta que la mezcla sea homogénea. Espolvorea con canela molida, añade 750 ml de agua fría y continua batiendo con las varillas.

Paso 2: Vierte la preparación anterior en un recipiente plano, preferiblemente metálico, e introdúcelo en el congelador durante 3 horas, removiendo cada 30 minutos con un tenedor para conseguir una textura cremosa.

Paso 3: Reparte el granizado en 4 tazas de cristal. Espolvoréalo con la canela molida y decóralo con hoja de menta fresca lavada. Sírvelo inmediatamente. El truco: Puedes mezclar el café con la leche condensada y 500 ml de agua, y servirlo con hielo picado.

Fuente: Lecturas