Escucha Radio Play Internacional:
Sucesos

La protección de fuentes hídricas garantiza la provisión de agua presente y futura de Quito

Este modelo se sigue en 7 ciudades de Ecuador y 15 países del mundo.

A lo largo de 24 años, la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (EPMAPS) junto al Fondo para la Protección del Agua (FONAG) trabajan en la conservación y restauración con una meta de 150 mil hectáreas de páramos que garantizan la provisión del 85% del agua que llega a todo el Distrito Metropolitano de Quito.

Desde el 2000, con la creación del Fonag mediante ordenanza metropolitana, Quito se convirtió en pionera, a nivel mundial, en la protección, conservación, mantenimiento y recuperación de páramos y humedales, con visión de futuro.

El trabajo realizado en conservación del páramo permite abastecer de agua suficiente a Quito, contrario a lo que ocurre en ciudades como Bogotá (Colombia) en donde, pese a tener similares características que la capital ecuatoriana, existe una crisis por falta de agua.

En las fuentes de agua del Distrito existen 44.418 hectáreas conservadas, de las cuales 21.000 pertenecen a la capital y las restantes son predios privados o comunitarios que se gestionan mediante acuerdos de conservación.

El modelo de gestión ha sido replicado en siete ciudades del país y otras 23 réplicas en más de 15 países, incluido uno en Gran Bretaña. Solo en Latinoamérica ya existen 22 fondos creados a partir del ejemplo de Quito.

En América Latina, muchos países están sintiendo los efectos de la sequía y falta de agua, es el caso de Colombia, Uruguay, México y Chile, estas son acciones que constituyen una solución para le provisión presente y futura de agua, pero que también aportan a la vida del planeta, con la recuperación del ecosistémica y la mitigación y adaptación al cambio climático.

En medio de una crisis hídrica sin precedentes que enfrente el mundo, la responsabilidad ciudadana es fundamental a la hora de consumir este recurso, ya que el agua que unos desperdician otra persona la necesita.

Fuente: Marcelo Merino, DMQ

Read 731 Views
Rate this item
(0 votes)